¿Cómo se inventó la bolsita de té?

Muchas de las cosas que se inventan suelen inventarse por casualidad, como es el caso de la bolsita de té.

El té es un tipo de infusión que si tuviéramos que relacionar con algún país europeo en concreto, relacionaríamos con el Reino Unido y la tan manida frase de “es la hora del té”.

El té llegó al Reino Unido en el siglo XVII, y en un principio, el té se echaba directamente en la tetera y luego se colaba (práctica que hoy en día se sigue usando por placer de hacerlo más auténtico).  Más tarde, se inventaron las bolitas con agujeritos que hoy en día seguimos pudiendo comprar en bazares y tiendas de menaje del hogar.

La bolsita de té apareció a principios del siglo XX a manos de un norteamericano llamado Thomas Sullivan que quiso mandar a clientes algunas demostraciones de té en boslitas hechas con seda, pensando en ellas solo como envoltorios. Los clientes pensaron que así podían usarse y de esta forma el uso de las bolsitas de té se popularizó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *