Ama los pequeños rincones de tu casa

No creo en decorar por el simple hecho de tener una casa decorada, una que diga «¡Hey todos, mírenme (no le presten atención a la persona detrás de la cortina)! Creo que la vida entre bastidores es más importante, los «porqués» de lo que estás haciendo. Seguir leyendo las páginas de la vida y darle sentido a todo esto a la luz de la clase de persona que quieres ser y de la vida que quieres llevar.

La belleza de nuestro entorno nos puede hacer felices, más productivos, inspirados, y apoyar el tipo de vida que queremos, pero si la decoración es todo lo que hay, si no hay un propósito en lo que estamos haciendo, entonces las pequeñas vidas lamentables que debemos llevar. No hay nada malo, por supuesto, en amar nuestros pequeños rincones o la forma en que la luz brilla a través de nuestras ventanas, ¡sabes que estoy enamorada de ese tipo de cosas! La belleza está ahí para que la apreciemos y la encontremos! Pero hay mucho más en la vida, mucho más. Y a veces dejo que las cosas buenas se interpongan en el camino de las mejores.

Sharing is caring!